DÍA 6. PELIGRO: YA DESPLAZO EN LARGO

Tras el partido de ayer nos levantamos algo cansados pero con ganas de seguir trabajando. El resultado de ayer contra los alemanes fue demasiado abultado para como transcurrió el partido, pero bueno, hay que ser conscientes de nuestro fallos, corregirlos y mejorar. No hay más misterio para crecer. Nos falta rodaje, pero nos sobran ganas e ilusión, lo más importante para el éxito.

 

Con todo ello, desayunamos fuerte para la doble sesión de hoy. Toca luchar contra las molestias, las agujetas… Podemos con esto y con más. Así que dejamos las excusas a un lado y a entrenar.

 

Ya en el campo, el gran Oli, el mecánico encargado en arreglar mi rodilla, me dice que me va a tocar meterme un poquito más en el entreno con el grupo. Que bueno. Cada día que pasa me siento más dentro de estas sesiones. Parece que mi rodilla no nota demasiado la inactividad de de estas semanas atrás. Se está adaptando muy bien a cada nuevo estímulo que vamos introduciendo cada día. La recuperación no puede ir mejor, y esto me ilusiona, me ilusiona muchísimo. Cuando vine aquí sólo pensaba en avanzar todo lo posible en la lesión, intentar que la rodilla dejase de hincharse y fortalecerla poco a poco. Pero ahora quiero ir un poco más allá. Al ver como está soportando el trabajo, creo que se puede esperar algo más de todo esto e intentar acabar entrenando con normalidad con el equipo. Será difícil, pero se hará todo lo posible. Por ganas no será y lo de tirar la toalla no vale. Es algo que se ha ido totalmente de mi cabeza.

 

El ambiente en los entrenamientos, como en las Sesiones en general, es espectacular y esto ayuda en el trabajo. Entrenar con una sonrisa en la boca hace todo más llevadero. En esto el que manda es el “jefe” de estas sesiones Armindo. Aunque creo que le gusta que le llamen Galindo…jajaja. Armindo es enorme, en eso no hay discusión. Se levanta por las mañanas y ya está de buen humor, y así se tira todo el día. No he conocido a nadie que contagie tanta felicidad como él. Sin el gran Armindo en estas Sesiones faltaría algo, es imprescindible. Este delegado del equipo AFE vale millones.

 

Esta tarde ha venido a visitarnos Rubiales y el resto de la cúpula de la AFE para conocernos personalmente y transmitirnos todo el apoyo y confianza. También nos animaron a seguir peleando por conseguir nuestras metas y no cesar jamás en nuestro empeño.

 

Hoy ha sido un día duro, de mucha exigencia. Así que toca descansar bien esta noche para volver a entrenar y ver que le espera a mi rodilla. Seguro que es algo bueno.

AFE-EntreneMatutino18__040
 

Deja un comentario

(*) Obligatorio, tu e-mail no será publicado.

*