DÍA 15. UN AÑO DESPUÉS, LO CONSEGUÍ

Anoche fue especial. Me metí a la cama nervioso pensando en lo que podía pasar hoy. Sabía que sería diferente. Podía ser ese día que llevo esperando tanto tiempo. Desde aquel 17 de enero de 2015 mi único objetivo era volver a pisar un campo de fútbol vestido de corto y sentirme futbolista. Sentir que defiendo un escudo, sea el que sea. Sentirme valorado. Como no iba a estar nervioso.

Pues bien, el despertador ha sonado a las 8 y el hormigueo en mi tripa seguía presente. El día de partido me gusta darme una ducha más larga de lo normal. Pasar unos minutos bajo el agua me ayuda a relajarme. Calmar los nervios es bueno. Hoy esos minutos los he disfrutado más. Mucho más. Todo lo que me tocaría vivar iba a ser especial. El desayuno ha sido el mismo que he tomado cada día en El Albir, pero hoy sabía mejor.

Poco después de desayunar, tocaba la charla previa al partido del mister. Nos pedía mantener la concentración. Hoy era el último día y había que irse con buenas sensaciones. Nos habla de que nos envidia viéndonos desde fuera. Que le gustaría seguir vistiendo de corto. Que ha sido una gran experiencia para él, tanto como persona como de entrenador. Parece que ha disfrutado lo mismo que nosotros de este tiempo juntos.

Todo listo. Partimos hacía el Pinatar Arena. Un campo que nunca olvidaré. Durante el viaje los nervios no cesan. Solo hay alguien que consigue hacerlo. Quien iba a ser sino ella. La que ha estado aguantándome todos estos meses. Mi novia Patricia. Me dice que esté tranquilo. Que hoy era solo para disfrutar. Nada de lo que pasase hoy podría estropearlo. Y me di cuenta de que había pasado un año horrible. Llevaba razón. Hoy iba a ser un gran día.

Ya en el campo me tocaría cambiarme y sentarme en el banquillo. Que bueno sentarme esperando mi oportunidad. Acaba la primera parte y me pongo a calentar. Ya queda menos. Empieza la segunda parte y sigo calentando en la banda. Me encuentro a unos pocos minutos para saltar al verde. Estoy que no me lo creo. A mi lado se encuentra Estanis, el preparador físico. Me ha ayudado mucho estos días atrás y hoy no sería menos. Me da unos últimos consejos y antes de que me de cuenta Javi Casquero me llama desde el banquillo. Ya está. Voy a volver. Mis compañeros saben lo importante que es para mí. Les conozco desde hace dos semanas pero se alegran tanto o más que yo. La ovación que me regalaron todos fue increíble. Fue algo muy bonito. Y ya en el campo me sentí liberado. Había conseguido superar todos y cada una de las piedras en el camino. Allí estaba jugando otra vez. Fueron 30 minutos. Los mejores 30 minutos que recuerdo desde que le doy patadas al balón.

He trabajado muchísimo para salir del pozo donde estaba metido. Me he encontrado con muchísima gente que me ha ayudado y no me olvido de ninguno. Me acuerdo del Dr. Giner, de Julio, de Miguel, de Nufri, del Dr. Garrido, de José… Sin ellos no hubiera sido posible llegar a este momento.

Pero lo de estos últimos días ha sido algo para recordar siempre. El primero que me abrió las puertas para recuperarme en AFE fue Juanjo. Un auténtico vinagre de los buenos. De hecho, hoy me he visto obligado a ponerme también calcetines Adidas jajaja. En realidad es un gran tipo que me ha ayudado en todo lo que ha podido. Cada una de sus palabras me transmitían positivismo. Él inició mis 15 días en El Albir. También Tito, tuvo la última palabra para regalarme esta oportunidad. Él también ha pasado momentos duros en su carrera como profesional y entendía mi situación y quiso ayudarme.

Por supuesto el apoyo y la preocupación de todos los demás. Javi Galdón, Sergio, Calleja y el crack de Armindo siempre han estado echándome una mano.

Y como no, Oli, el mecánico que terminó de arreglar mi rodilla. Se ha preocupado mucho por mí. Por mí y por mi rodilla. Sólo puedo darle las gracias.

Hoy día 27 de enero de 2016 quedará grabado en mi memoria. Es el comienzo de una nueva etapa. Sin duda, ha sido un gran día.

AFE-MURCIA_17

 

 

Deja un comentario

(*) Obligatorio, tu e-mail no será publicado.

*