DÍA 10. YA SOY UNO MÁS DEL EQUIPO

Día para recuperarse de la intensidad de trabajo de estos días atrás. Llevamos desde el día 13 metiéndole caña, muchos entrenamientos, partidos…Eso el cuerpo lo nota y necesitaba un poquito de descanso. Cargar pilas y coger impulso para este sprint final.

El entrenamiento ha sido muy divertido. De los que gustan a los jugadores. Unos ronditos y después competición en unos circuitos. Y no se como, pero Armindo ha vuelto a acabar manteado. Menudo fenómeno.

Hemos podido ver a Javi Fernández dando unas pataditas al balón. Se le veía contento y disfrutando del momento.

 

DSC_0034

Mi rodilla hay momentos que ni recuerda su lesión. Sabe que cada día está más fuerte. Con mas confianza. Y, sobre todo, con muchas ganas de volver a ser la que era. Sabe que más pronto que tarde llegará su momento.

Esta mañana he sido uno más en el entrenamiento. No ha habido distinciones con el resto. Y he podido disfrutar de la sesión con el resto. Siguen aumentado las buenas sensaciones.

Esta tarde la hemos tenido para nosotros. Así que una buena siesta no ha faltado y después al gimnasio con algunos compañeros para seguir ayudando a mi rodilla. Que no le falte de nada.

Antes de cenar por fin se ha dejado ver Mariano. El gran Mariano. Para el que no le conozca esta temporada defiende el escudo del Hércules CF y espero que tenga toda le suerte del mundo. Tuve la suerte de jugar con él dos años en el Racing de Santander y…pedazo de delantero. En Santander el año del ascenso se salió. En el Sardinero le conocían como “Mariano balón de oro” jajaja. Menudo chicharro le metió a Ustari en Almería.

Como jugador es top, pero como persona es aún mejor. Se merece todo lo mejor porque es un currante como pocos.

Mañana día de partido. El rival será el club polaco Termalika Bruk. Penúltima oportunidad que tendremos para dejarnos ver. Confío en que todo salga bien y podamos demostrar nuestro fútbol a todo aquel que se pase a vernos.

Quién sabe si para mañana pueda contaros una buenísima noticia, que después de más de un año, sería la mejor de las noticias en mucho tiempo.

Ojalá, pero como dice un gran amigo “Ehh, que yo no vivo de ojalás”. Así que dejemos ese ojalá a un lado y a pensar que el todo el trabajo que llevo a las espaldas pueda tener su recompensa dentro de poco.

 

Deja un comentario

(*) Obligatorio, tu e-mail no será publicado.

*